Cuando diagnostico el Síndrome de Ovario Poliquístico, lo primero que le digo a mis pacientes es que el principal tratamiento son los hábitos, entre ellos el ejercicio. La pregunta es, ¿cuál es el mejor? Descúbrelo aquí

Los beneficios del ejercicio en pacientes con Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) van mucho más allá de la pérdida de peso o quemar grasa, ya que se ha comprobado que ayudan a regular las hormonas que intervienen en dicho síndrome.

¿Por qué? Te lo explico paso a paso:

  1. En el SOP hay un aumento de las hormonas masculinas, también conocidas como andrógenos.
  2. Usualmente el SOP viene acompañado de resistencia a la insulina, esto significa que altos niveles de insulina en la sangre elevan los andrógenos en la sangre.
  3. Cuando hacemos ejercicio físico, esto ayuda a mejorar la sensibilidad de la insulina y la metabolización de la glucosa, lo que a su vez impacta en la reducción de los niveles de andrógenos en la sangre.
  4. Tener una rutina de ejercicio regular, que te guste, sea cardio o de fuerza, puede ayudarte tanto como los medicamentos y suplementos (sin los efectos secundarios).
  5. Y a su vez, al tener controlado el Síndrome, sus efectos como el acné también se mantienen a raya.

Si no estás acostumbrada a hacer ejercicio, puedes comenzar con algo sencillo, como una caminata de 30 minutos al día.

¿Existe un tipo de ejercicio que beneficie más que otro? ¿Es mejor hacer cardio que pesas?

Hasta ahora no hay un estudio concluyente que indique que uno funcione mejor que el otro. No es necesario encasillarse con un en específico, lo importante es que lo hagas de manera regular, al menos 4 veces a la semana, y que por supuesto, lo disfrutes. Elige el que más te guste o combínalos

Con una alimentación de bajo índice glicémico y ejercicio regular, puedes ayudar a que tu proceso sea mucho más fácil.

Si quieres una cita conmigo, pídela aquí 

Dra. Alejandra Galofre – ginecóloga obstetra en Bogotá