La microbiota o flora vaginal es el conjunto de microorganismos que viven de manera natural en la vagina y tienen una función protectora y contribuyen a mantener un entorno vaginal sano. Conoce cómo cuidarla

Se compone de cientos de bacterias y una menor cantidad de hongos, siendo los lactobacilos, los microorganismos predominantes. Cuando disminuye el número de estos microorganismos beneficiosos, se pueden producir infecciones de forma más frecuente.

Cómo cuidar la flora vaginal

Muchos factores pueden afectar la composición de la microbiota vaginal: estrés, medicamentos como antibióticos, higiene excesiva y el uso de jabones vaginales (no los recomiendo, es mejor lavarse con agua), hábitos como el alcohol y el tabaco, entre otros.

El uso de probióticos, una correcta higiene íntima y una alimentación adecuada han demostrado ser las mejores formas de cuidar e incluso restablecer la microbiota vaginal.

Beneficios de los probióticos 

  • Entre sus aportes, se encuentran que frenan el crecimiento de bacterias nocivas y hongos. También metabolizan la glucosa y producen ácido láctico, lo que mantiene el pH vaginal equilibrado.
  • Estudios confirman que estos microorganismos vivos equilibran, restauran y refuerzan la flora vaginal, lo que ayuda a prevenir infecciones vaginales a largo plazo.
  • Los probióticos se pueden tomar de forma oral (pastillas) o aplicar vaginalmente con el uso de cápsulas.

Si quieres saber más sobre cuidado íntimo y probióticos vaginales, puedes dejar un comentario. También te invito agendar una cita para darte recomendaciones personalizadas según tu caso.

Dra. Alejandra Galofre, ginecóloga obstetra